Reflexología Podal 2. Técnica

Posición:

Se coloca al paciente tumbado o sentado relajadamente sobre una camilla o mesa de tratamiento y el terapeuta se colocará sentado en una silla con los pies del paciente a la altura del pecho.

Exploración:

Los pies en condiciones normales deben ser indoloros, elásticos y cálidos. Cualquier alteración de estos parámetros puede manifestar un desequilibrio orgánico.

En la primera toma de contacto con el paciente ante una sesión de reflexología, se realiza un examen visual en el que se observará el color de su piel así como cualquier otra alteración como sudoración excesiva, callos, durezas, heridas, etc.

Preparación:

Después de realizar los dos pasos anteriores, se tomará un algodón mojado con alcohol para limpiar los pies cuidadosamente, (esto puede provocar malestar en el paciente. Es posible que diga que él ya se lavó los pies antes de venir a la consulta, a lo que se debe responder con mucho tacto y psicología; por ejemplo podemos responder que ya nos hemos dado cuenta de ello, pero que necesitamos limpiar con alcohol las pequeñas impurezas recogidas  por la calle al andar, para que el masaje resulte más relajante y efectivo). 

Seguidamente el terapeuta debe untar las manos en un poco de aceite y comenzar el tratamiento. 

Hay que advertir al paciente, que si nota algún dolor debido a la presión que se haga, lo comunique; de este modo se puede conocer mejor los problemas que le aquejan, y las zonas que tiene más afectadas.

 

Práctica:

Primero se hace un masaje para relajar el pie, con algunos pases palmoditales, que se hacen como si se acariciara el pie con las dos manos. Así podemos cerciorarnos de la textura y sensibilidad de los pies.

Luego se añaden unas flexiones para destensar las articulaciones: Flexión, Extensión, Rotación Abducción, y en los dedos se hacen rotaciones y flexiones.

Se calientan los pies con fricciones a fin de ayudar a circular la sangre, y para que la energía fluya más libremente a través de ellos.

Se empieza relajando mediante presiones, simultáneamente en ambos pies, la zona del plexo solar, al mismo tiempo que el receptor inspira aire profundamente, y al espirar el aire vamos presionando y aflojando.

El primer masaje será de chequeo o exploración

para conocer en que zonas existen los problemas. Siempre hay que empezar por el pie izquierdo, ya que es el polo magnético, receptor del cuerpo, y es el que transmite mejor los impulsos a los órganos a que van destinados. En el pie izquierdo se empieza por masajear la zona del riñón-uréter-vejiga; de este modo ayudamos a liberar al organismo de toxinas.

Luego se pasa al pie derecho, trabajando las mismas zonas.

Se vuelve al pie izquierdo en el dedo gordo, que corresponde a la cabeza; se masajea la cabeza completa con la glándula pituitaria, la epífisis, los senos naslaes, la sien, el nervio trigémino y la nuca. Luego se pasa al pie derecho y se repite la misma operación.

De nuevo en el pie izquierdo, se friccionan las yemas de los dedos que corresponden a los senos y también el sistema linfático superior, que está situado en los espacios interdigitales de los dedos. Se cambia luego al pie derecho repitiendo la misma operación.

De nuevo en el pie izquierdo, ahora se trata el tiroides y las paratiroides. Se repite en el pie derecho.

Se pasa al izquierdo para tratar los ojos y las orejas y nariz, se hace lo mismo en el pie derecho.

Se trata la columna vertebral en el pie izquierdo, cervicales, dorsales, lumbares, y sacro. Se cambia de nuevo al derecho y se repite la secuencia.

Otra vez en el izquierdo, se presiona en las zonas del trapecio, pulmones-bronquios y el corazón; esta zona se trata pidiendo al receptor que respire profundamente, al igual que en el plexo solar. Se pasa al pie derecho y se hacen los mismos puntos, excepto el corazón que no existe reflejo en el derecho.

Ahora toca el aparato digestiva del pie izquierdo.

El estómago, duodeno, páncreas, intestino delgado, y bazo. Se cambia al derecho y se repite todo menos el bazo, pero se añade el hígado y la vesícula biliar. Continuamos con el intestino grueso o colon en el pie derecho, apéndice, válvula ileocecal, colon ascendente, transverso, y luego seguimos el recorrido en el pié izquierdo, transverso, descendente, y recto hasta el ano.

Se sigue con el pie izquierdo, presionando la zona de los ovarios, centro talón, los laterales, zonas sexuales y la región hipogástrica; se añade también la zona del nervio ciático. Se pasa luego al derecho repitiendo la misma secuencia.

Ahora se vuelve al pie izquierdo en las zonas de los hombros y de las rodillas, y también las del derecho.

En las zonas superiores de los pies se encuentran reflejadas las áreas de: maxilares, amígdalas, laringe, faringe, sistema linfático superior, oído interno, zona del equilibrio, senos y diafragma. Las mismas zonas se hacen en el pie derecho.

En el pie izquierdo se presionan las zonas del sistema linfático, situadas alrededor de los maléolos interno y externo; al mismo tiempo se pueden trabajar las áreas de las caderas que se encuentran debajo mismo de los maléolos igualmente interno y externo. Se pasa al pie derecho, practicando la misma secuencia.

Para finalizar

se hacen unas fricciones de calentamiento en los dos pies y se termina con un masaje sedante centrífugo.

Al finalizar la sesión, se dejan unos minutos de descanso con los pies abrigados con una toalla o manta si hiciera frío.

Si el paciente tiene la tendencia a tener los pies fríos, le aconsejaremos que se los lave alternativamente con agua caliente y fría, con la caliente 3 minutos y con la fría medio minuto, siempre lejos de las digestiones.

Hay que tener especial cuidado en respetar siempre el umbral del dolor de cada paciente.

Si estás interesado en una sesión de reflexología podal Integral escríbeme al email: info@rosadelbarco.com

TDAH – Reflexión Fisiológica

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH(ADHD en inglés por attention-deficit hyperactivity disorder) es un trastorno crónico del desarrollo neuropsiquiátrico frecuentemente diagnosticado en la infancia y que puede persistir

Read More »